viernes, 23 de diciembre de 2011

Pan de cerveza negra y avena


Esta entrada se la quiero dedicar a mis amigos Emilio y Blanca, de los cuales ya os he hablado en más de una ocasión. Fueron ellos quienes, por mi cumpleaños (del cual hace ya casi tres meses, anda que no llevo retraso de publicaciones en el blog ni nada, ¡¡oops!!), que celebramos una noche de Octubre con una cenita en su casa, me regalaron un libro que quería hacía ya muchísimo tiempo: "Pan", de Xabier Barriga. Cuando lo desenvolví me puse loca de contenta, me hacía mucha ilusión, y enseguida lo comencé a ojear; se me hacía la boca agua con todos y cada uno de los panes, no sabía con cuál estrenar mi nuevo recetario... hasta que llegué a la página 118 y vi en ella la receta que os traigo hoy.

Si hace unos años me llegan a decir que la cerveza negra se podía usar para cocinar, me hubiera llevado las manos a la cabeza. Ya siempre me había parecido extraño que hubiera quien se atreviera a cocinar con cerveza rubia, cuanto menos, esto. Así que cuando Elena, una mami múltiple encantadora, compartió en el foro hace casi dos años la receta del Guinness Stout Chocolate Cake, fue de extrañar que me lanzara a hacerla enseguida. Supongo que mi inclinación natural hacia lo extraño, complicado y tedioso me impulsó a ello. El resultado me fascinó, así que he repetido este bizcocho en muchas ocasiones, siendo siempre un éxito. Aprendí con aquella receta que la cerveza negra potencia el sabor del resto de ingredientes, y por eso, cuando vi la receta del pan que os traigo hoy, me animé a hacerla, porque, si ya sabía lo que la cerveza negra era capaz de hacer en un postre dulce, ¿cuál sería su influencia como ingrediente en una receta salada? La curiosidad me removía por dentro, y decidí lanzarme a descubrirlo.
Así que, a la mañana siguiente de regalarme el libro, en cuanto volví a casa de llevar a las triprincesas a la guardería, me puse manos a la obra. Xabier Barriga sigue métodos tradicionales y emplea su amasadora, como mis medios son algo más escasos yo elaboré este pan con la ayuda de mi panificadora, con mis dos manitas y con mucha paciencia. Sin más preámbulos, a continuación os dejo mi receta:


PAN DE CERVEZA NEGRA Y AVENA



* Ingredientes:

a) Para la masa madre:

- 500 g de harina de fuerza.
- 10 g de sal.
- 350 ml de cerveza negra.
- 125 gramos de salvado de avena (la receta original usa copos de avena, pero yo tenía mucho salvado de avena en casa de mi intento fallido de hacer la dieta Dukan y decidí aprovecharlo).
- 5 g de levadura fresca de panadería.

b) Para el baño de cerveza:

- 150 gramos de harina integral.
- 150 gramos de cerveza negra.
- 5 gramos de levadura fresca de panadería.


* Modo de elaboración:

1) Introducir todos los ingredientes en la panificadora (primero los líquidos y, a continuación, los sólidos) y ponerla a funcionar en el programa "Masa". Al acabar, sacar la masa con las manos ligeramente humedecidas y terminar de amasar a mano.

2) Tapar la masa y dejarla reposar una hora. Pasado este tiempo, hacer un pliegue a la masa y dejarla reposar otros 45 minutos.

3) Dividir la masa en dos partes iguales y redondearlas sin excesiva manipulación. Colocarlas sobre un paño de lino previamente enharinado.

4) Preparar el baño de cerveza mezclando muy bien los ingredientes. Extenderlo homogéneamente por encima de los panes con ayuda de una espátula.

5) Dejar fermentar hasta que haya doblado su volumen (aproximadamente dos horas).

6) Precalentar el horno a 250ºC con calor arriba y abajo y poner los panes en la bandeja del horno, previamente forrada con papel vegetal. Espolvorear los panes con harina por encima.

7) Bajar la temperatura a unos 180-190ºC y mantenerla así durante unos 50 minutos, o hasta que el pan esté hecho (es decir, cuando la corteza se haya dorado).

8) Una vez el pan esté hecho, sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla antes de consumir (para mí este es el paso más difícil de llevar a cabo, porque con ese olor y esa pinta es muy complicado resistirse a hincarle el diente, jejejejeje).

-------------------------------------------------------------

Espero que os haya gustado esta receta, yo es un pan que espero poder repetir pronto, porque el sabor intenso que tiene, lo crujiente que está por fuera y lo esponjoso que está por dentro hacen que merezcan la pena las horas de trabajo que hay que dedicarle.

Antes de despedirme quisiera desearos una felicísima Navidad. Mis mejores deseos en estas fiestas para todos vosotr@s y vuestra gente. ¡¡Besitos múltiples a tod@sss!!

5 comentarios:

  1. Que adictivo es el tema del pan, te ha quedado muy bien. Feliz Navidad para ti y tu familia. Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo hago un pan de avena y manzana que es delicioso, pero el tuyo hay que probarlo!!

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado perfecto! este es uno de mis intentos fallidos, no sé que hice pero quedó incomestible, apelmazado.... tengo pendiente repetirlo. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Felices fiestas para tí también Marta!!! un pan estupendo ;)

    Besos y achuchones para tí y tu familia, en especial a tus niñas preciosas. Muuuuua

    ResponderEliminar
  5. Marta que se me había escapado esta delicia.

    Besos

    ResponderEliminar